Piscina prefabricada vs piscina de obra

¿Quieres poner una piscina en el exterior de tu vivienda, pero estás en dudas entre prefabrica o de obra? Te recomendamos que consideres los siguientes factores dependiendo lo que estés buscando, tus necesidades y tu presupuesto.

Ambos casos son igual de válidos, siempre y cuando se cuente con una empresa que las construya bien. De modo que, para que una piscina prefabricada o de obra aguante en el tiempo, es preciso contar con una buena construcción e instalación.

– Características de instalación
Las piscinas de obra están construidas con muros de hormigón, en el sitio, por lo que siempre es necesario realizar la excavación del hueco, salvo que se trate de una piscina elevada, además de construir el vaso contenedor y proceder a la instalación y conexión de las infraestructuras de fontanería.
Algo que no ocurre en las piscinas prefabricadas que ya están realizadas y tan sólo son trasladadas hasta el lugar en el que se va a efectuar la instalación, ya sean sobre el suelo o elevadas. Sin embargo, las piscinas enterradas y semi-enterradas, requieren trabajos de excavación e instalación de tuberías.

– Tamaño y forma
En la piscina de obra tú eliges la forma que quieres que tenga tu piscina al ser construida, además de sus dimensiones y profundidad. Este tipo es recomendable si tu idea es diseñar tu piscina con una forma atípica o simplemente por aprovechar bien cierto espacio con formas imposibles.
Aunque hoy en día hay una gran variedad de piscinas prefabricadas, hay que limitarse a los modelos existentes. Además, hay que tener en cuenta que no hay modelos de más de 10,75 m de longitud, 4,15 m de ancho y 2,10 m de profundidad. ¿El motivo? La dificultas que supondría el traslado de la piscina prefabricada a la vivienda.

– Tiempo y precio
En relación al punto anterior, si lo que quieres es algo de diseño con formas especiales y dimensiones específicas, las piscinas de obra son la respuesta, se realizan in situ con el propio diseño previamente acordado. En cambio, las piscinas prefabricadas ya están diseñadas y no se realizan de manera exclusiva para cada vivienda, lo que supone también, una diferencia notable en el precio. Con estas últimas, nos ahorraremos entre el 30 y el 40{8a41e7809d8699ac09b577dc6a5b404f7387a0d9e51343f0cb03153fe84be3a3} sobre las piscinas de obra.
Referente al tiempo de instalación, es ligeramente mayor en las piscinas de obra que en las prefabricadas. Por lo tanto, el tiempo y el presupuesto que tienes hay que valorarlo bien antes de optar por uno y otro modelo.

– Materiales
En la piscina de obra siempre tendrás mayor marco de elección para escoger los materiales. En cambio, por parte de las piscinas prefabricadas, son de materiales ligeros, y, por lo tanto, menos resistentes al paso del tiempo. Si quieres que tu piscina sea duradera, hay que darle especial importancia al tipo de materiales con los que está hecho.

– Mantenimiento
El mantenimiento de las piscinas de obra y de las piscinas prefabricadas es el mismo. Es un factor muy importante a la hora de instalar una piscina y que debe ser aclarado porque, independientemente del modelo que elijas, el esfuerzo en este punto será el mismo.
Con esto, queremos decir que, la diferencia de precio que puede haber entre la piscina de obra y la prefabricada radica sólo en el momento de la compra e instalación, pero el mantenimiento posterior es idéntico.

 

Para finalizar, independientemente del tipo de piscina que elija, te aconsejamos:

  1. Elegir una empresa que tenga experiencia en el producto que te ofrece.
  2. Pedir información sobre los materiales.
  3. Que los instaladores sean conocedores y experimentados en el producto

Muchas veces guiarse por el precio, no es lo más adecuado y a la larga puede salir caro. Es una inversión a largo plazo. Por eso nuestro consejo es que te dejes guiar por profesionales del sector, con experiencia demostrable a lo largo de los años, que te ofrecerá seguro un respaldo en el tiempo para que pueda disfrutar de su piscina toda la vida.

Mantenimiento básico de una piscina

 

Para disfrutar de un buen baño en la piscina se requiere que ésta esté en perfectas condiciones. No basta con un tratamiento químico para lograr esos niveles de calidad, es necesario seguir una serie de recomendaciones y pautas. El propietario de la piscina debe conocer y entender algunos conceptos básicos para evitar que el agua tenga un mal aspecto, o sea peligrosa para los bañistas.

Las piscinas requieren un mantenimiento periódico.  Por suerte, cada vez se utilizan sistemas y productos más evolucionados, de modo que las tareas de mantenimiento son más rápidas y cómodas. Tan sólo es necesario conocer y seguir algunos procedimientos.

  • Limpieza del fondo: por lo menos una vez a la semana se debe cepillar y aspirar el vaso, para remover las partículas que el filtro no pudo atrapar.

Existen 3 tipos de sistemas para realizar la limpieza del fondo del vaso de la piscina.

  • Limpiafondos automáticos eléctricos: son robots automáticos e independientes de la filtración de la piscina. Llevan una bolsa de filtro que recoge la suciedad.
  • Limpiafondos hidráulicos: se trata de aspiradores que utilizan el sistema de filtración de la piscina como fuente de energía. Existen dos tipos, por un lado, los limpiafondos hidráulicos a presión y, por otro lado, hidráulicos por aspiración. La mayor diferencia es que éstos últimos no necesitan equipamiento complementario.
  • Limpiafondos manuales: es aquel que se ha utilizado toda la vida y cuyo funcionamiento es similar al de un aspirador doméstico.

 

  • Lavado del filtro de arena

El filtro de arena debe limpiarse tras realizar una limpieza a fondo del vaso; después de haber realizado un tratamiento antialgas o con floculantes; en caso de que existan restos de aceites o grasas en el agua; periódicamente, dependiendo de la suciedad del agua; o, cuando la presión del manómetro del filtro aumente.

Es importante desinfectarlo para evitar que las bacterias y demás microorganismos que puedan generarse ahí se transfieran al agua. Dependiendo de la suciedad que se acumule, se debe cambiar el filtro de arena cada dos o tres años.

 

  • Medición de cloro y Ph

Cuando el nivel de pH no es el adecuado, la capacidad de desinfección del cloro se ve afectada. Es recomendable medir el nivel del cloro y Ph antes de cada jornada de baño. Existen varios métodos para medir los niveles de agua: el de líquidos reactivos y el de medidores digitales.

 

  • Medición del nivel de sal

En las piscinas de cloración salina, es necesario que el nivel de sal disuelta en el agua tenga un valor concreto, que puede variar en función del tipo de clorador utilizado. Algunos cloradores tienen indicadores de aviso cuando el nivel de sal es muy alto o muy bajo.

Para medir el nivel de sal existen diferentes métodos, a continuación, se nombran los dos más característicos:

  • Tiras reactivas
  • Medidores electrónicos

 

  • Purgar el aire del circuito

La forma más simple de eliminar el aire es mediante el paso del agua, con el mismo movimiento del agua, se van arrastrando las burbujas de aire, hasta que desaparece totalmente. Otra manera de eliminar el aire es abriendo el purgador del filtro de arena con la bomba en marcha, hasta que empiece a salir agua.

Es importante evitar que la bomba trabaje en seco para no dañarla.

 

  • Limpieza del electrodo clorador

Es importante realizar limpiezas periódicas del electrodo, para evitar las incrustaciones de sal, que hacen que disminuya su eficiencia. Para limpiarlo, se debe sacar el electrodo y cerrar todo el circuito del agua. Una vez fuera, se procede a sumergir las partes metálicas del electrodo en un recipiente con el ácido aconsejable para su limpieza. Como este producto es corrosivo y desprende vapores tóxicos, no se debe olvidar que hay que hacerlo en un lugar abierto y ventilado, utilizando guantes. Para finalizar, se enjuaga el electrodo con agua y se vuelve a montar.

 

  • Calibración y conservación de la sonda de PH

La calibración varía dependiendo del fabricante, además solo es necesaria en caso de anomalías o para mejorar la precisión del equipo. Referente a su conservación, la sonda nunca debe guardarse seca o sumergida en agua destilada, y es recomendable que la depuradora trabaje durante todo el año, aunque sea 15 o 30 minutos al día.

 

¡Si sigues estas pautas, podrás tener tu piscina a punto para disfrutar de ella por mucho tiempo!

 

 

 

 

¿A qué se debe la subida del cloro?

Durante los últimos meses se ha podido observar un significante incremento en el precio del cloro, también conocido como hipoclorito de sodio (NaOCI). Se trata de un compuesto que es utilizado a gran escala para la purificación de superficies, blanqueamiento, eliminación de olores y desinfección del agua.

El pasado 11 de diciembre de 2017, entró en vigor la normativa de la Unión Europea que obligaba a cerrar, por motivos medioambientales, aquellas fábricas que no hubiesen cambiado la tecnología de producción de hipoclorito sódico: de “celdas de mercurio” (actualmente más contaminante) por las “celdas de membrana”, que cumple con la nueva normativa ambiental europea.

Como consecuencia a este cambio en la normativa medioambiental, seis de las diez plantas productoras de cloro en España se vieron obligadas a cerrar, a su vez, el suministro de cloro cayó un 75{8a41e7809d8699ac09b577dc6a5b404f7387a0d9e51343f0cb03153fe84be3a3}, lo cual ha supuesto un aumento considerable del precio de este producto. Al ser un producto químico, los costes de transporte y su activa degradación no permiten a priori poder tener producto procedente de otros países a un precio competitivo. Según Baquero (2016), su naturaleza hace problemático el transporte por mar, lo cual cierra la puerta a exportaciones a países que necesitan el material, como Asia. En Ercros, la mayor productora española, dos tercios del producto obtenido se dedicaban al autoconsumo.

El Diario Oficial del Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo (2017), presenta las normas que se deben llevar a cabo, no sin antes explicar y definir qué es el mercurio:

«El mercurio es una sustancia muy tóxica que representa una gran amenaza mundial para la salud humana. Debido al carácter transfronterizo de la contaminación por mercurio, entre el 40 {8a41e7809d8699ac09b577dc6a5b404f7387a0d9e51343f0cb03153fe84be3a3} y el 80 {8a41e7809d8699ac09b577dc6a5b404f7387a0d9e51343f0cb03153fe84be3a3} de la deposición total de mercurio en la Unión tiene su origen fuera de su territorio. Se justifica, por consiguiente, la adopción de medidas locales, regionales, nacionales e internacionales.»

Tras esta definición, esperamos que se haya aclarado el motivo principal del incremento del precio del cloro y la relación que tiene con la sustancia anteriormente mendionada. En conclusión, se trata de reemplazar procesos de producción que utilizan mercurio por otros más limpios. El objetivo establecido a largo plazo es un entorno no tóxico y, a tal efecto, es necesario tomar medidas para garantizar que de aquí a 2020 se reduzcan al mínimo los efectos adversos significativos de los productos químicos sobre la salud humana y el medio ambiente.